9.2.14

Salir del caparazón

No bajaré el listón. Cuesta a veces, pero compensa. Compensa con creces salir del caparazón y caminar y caminar. Una elige el camino y los compañeros,  las mascotas y los libros, la ropa y también la piel, pero siempre, no es posible.

 Y es que cuando una no está sola, qué tremendamente bien se encuentra sola a ratos, en la calma de saber que estás con tus corazones, y libre de cualquier premura...


Color

No quiero oír hablar de muerte, aunque exista ¡o tal vez no! nos creamos fantasmas que no existen. Tan solo quiero sombreros, sombreros rojos, y dentro de ellos, pensar en tonos pasteles los domingos, en blanco y negro los lunes, y el resto de la vida en naranja ¡en naranja de loca cordura!


5.12.13

Un paraguas

 

Estuve hablando con la lluvia toda la mañana por teléfono, no es extraño que tiene teléfono la lluvia, en los tiempos que corren. La lluvia no se dejaba caer, pese a mis gestos, profusos y exagerados, y mi voz chamuscada. Al fin me envió un paraguas, sin agua.

¿Qué hace un paraguas sin agua en mi mano? Yo era la mujer bajo el paraguas... sin motivo aparente. Por dentro, el calor daba golpes como de gentes en un edificio incendiado.  Llamas adentro, y sin embargo, sólo, un paraguas y yo. Solos, ese paraguas y yo...

Y tú sabes, ardió París, y el fuego se extendió al este y ardió Bulgaria y luego se fue hacia arriba y ardió Polonia, buscando más al Norte, el Ártico, que, dicen los científicos, se derrite, por eso no lo encontraba...

8.11.13

Liderazgo y armonía

La experiencia me habla en positivo sobre los problemas. Se puede cambiar la situación,¡se puede!

La gente nos pide orden, método. La gestión nos exige ir despacio. Técnica. Lo primero, técnica.
Después, ese liderazgo que nos hemos creado. Es absurdo no tenerlo en cuenta. Podemos.
Hay que ver el ambiente, las fuerzas, qué es lo más rentable en ese instante. Las programaciones no me suelen funcionar más allá de un treinta por ciento.
La seguridad que llevamos con nosotros mismos es la primera fuerza, el primer motor. Pero, pero... Hay un pero. No anteponer siempre nuestros criterios a los de estos que trabajan con nosotros. Ellos también tienen algo que decirnos. Y si sabemos ser flexible, mucho que decirnos y aportarnos.

No mantener un ambiente nocivo. Si a los stops cuantas veces hagan falta. Lo bueno es avanzar y avanzar armoniosamente.   

26.10.13

Cada día tiene que ser un dulcecito



No es una frivolidad, (el post anterior), es que la muerte existe y llega; y por fin está asumido (por mí). Y hay que aprovechar la vida, y la vida tiene que ser un dulce; o si te gusta más lo salado, salado, pero alta  cocina en todo caso.

 Y, cada día, el sol. Y, si necesitas la lluvia, te la tomas. No es que llueva, es que  te pones a llover, porque te da la gana, para soltar el rato, en un metro cuadrado de tu cielo...




24.10.13

Todos. Y cuando digo, todos, quiero decir, todos.

Hoy ha muerto Manolo Escobar. ¡Hasta Manolo Escobar! ¡También Manolo Escobar!  Hace dos semanas, tuve un entierro y un funeral, seguidos, de dos, un hombre y una mujer.

No sé que pasa que todos acaban en el mismo sitio.


13.10.13

¿Qué demonios me pasa?

Me siento mareada, como si llevara una botella de vino en el cuerpo. Y, a partes iguales, muy mal humor.  ¿Qué me pasa, qué me pasa?

Ahora que caigo, el desayuno de hoy y la comida han sido superfrugales, frugalísimos, hiperfrugales.

Tomo una berenjena, la parto en rodajas y  rebozo éstas en harina y  las últimas en harina y huevo. Las frío. Queman pero no espero.  No comparto, no comparto .Después, fiambre de cabeza de cerdo.  Comienzo a volver a la normalidad.

Lo que tenía era un desmayo más grande que los atributos del caballo de Espartero. Qué mala cosa es desmayarse. Una,  no se reconoce. Y, bueno, llega un estornudo tras otro, y el moquillo como una fuente inagotable..., esto viene del cambio de temperatura. Vengo de un lugar más frío. ¡Ay! Tomaremos miel y mucho líquido.

1.10.13

Avance rápido

Dicen que cuando uno se siente bien, el tiempo pasa deprisa, así como a la inversa, que se hace lentísimo y pesado el tiempo cuando uno se aburre o no está cómodo. También está dentro de lo posible creernos estar en otro día de la semana, pero hasta cierto punto.
A mí esta semana se me está pasando muy deprisa. El lunes, el día cargante de mi semana (aparte de ser el día cargante universal, yo tengo tardes de trabajo) cayó en septiembre y me libré de la tarde. Y hoy, cuando pensaba que me quedaba otra hora sin alumnos, me he dado cuenta que el horario finalizaba a las dos. Total, que yo daba por hecho que era miércoles.

Una amiga me envió un whatsapp avisándome que el miércoles comenzábamos las clases de Pilates. Me plancho la blusa deportiva, me lavo la cara para espabilar, me tomo mi zumo Tres Naranjas y cargo con esterilla y pelotoski inchable, y me voy andando toda la cuesta arriba. Llego y ... me encuentro sola.¡ Ni el gato!

No llevaba el móvil, por suerte; si no llamo a la amiga a echarle un marrón. Cuando bajo me encuentro a otra del grupo y le cuento la historia. Me dice:

- Hoy es martes.
- ¡La madre que me parió!


30.9.13

Una abuela muy particular

Yo no sé de donde ha salido, pero el hecho es que ha estado y la han visto; yo hubiese dado hasta tres o cuatro euros (más, creo que no lo vale) por verla también. Me lo han contado: Que ha llegado una abuela al Colegio a matricular a su nieta. Se ha colado en el despacho y se ha sentado en la silla de Jefatura y en ésta, se ha puesto a dar vueltas, ya que ha descubierto las ruedas giratorias. Yo pienso que le ha faltado un gesto para ganarse el plus, y es que no ha puesto los pies sobre la mesa.

Parece ser que la señora conoce a una de las maestras de Educación Infantil, tal vez por esto se ha sentido ahí en su salsa y ha entrado a saco, como Pedro por su casa, e incluso ha deleitado a las profesoras allí presentes con una cuestión,  mientras se balanceaba en la silla, que no te la pierdas, :

- ¿Es aquí donde se sienta "la Juani"?-  ha preguntado maravillada.

(Habrá pensado, qué lujo de trabajo tiene "la Juani", en un sillón así todos los días...), que es normalito, dicho sea de paso.

Alguien del mundo de la Sociología opinaba que estamos en una época en que no solo hay que educar a una generación sino también a la precedente. No sé, no sé si este erudito se quedó algo corto y se le olvidó incluir a la tercera generación en el lote...



29.9.13

Despertar

Entra el otoño, pero no me asusta. Pardos, viento fresco y algo de lluvia, eso es todo. Abro el armario y elijo mi ropa para hoy.

Comienzo a vestirme por las uñas. Rojas, para animar la mañana. Me preparo una taza grande de café caliente y me tomo mi tiempo. Un café sin tiempo no es un café. No me maquillo, si acaso una raya marrón bajo los ojos. Este otoño me envuelve un aire muy sensual... y mejor cuanto menos adornos...