28.3.08

FABRICANTES DE PECADOS



Los pecados están de moda. Desde que la cabeza vaticana trastocara los cánones clásicos de las culpas y ofensas, ha cundido entre la opinión pública una revolución mediática, y quizás lo más novedoso es el nuevo empleo a que ha dado lugar la polémica.
Yo me enteré ayer por el Boletín Oficial del Estado, en el apartado "Ofertas de Empleo Público", y también en una revista vi una opción añadida en los Cursos por Correspondencia. "USTED PUEDE SER FABRICANTE DE PECADOS, DESDE CASA", se leía en grandes titulares.

Indecisa, lo hablé con Pilar, que es la mujer que viene a limpiar a casa; y me preguntó si eso era idea de Zetapé o de Mariano Rajoy, pero yo estaba tan desinformada como ella. Ella también sabe de Rouco Varela y de Ricardo Blázquez.
Hicimos una llamada a la Conferencia Episcopal y el secretario, que por la voz denotaba cierta irascibilidad, nos confirmó que era cosa de un Monseñor catalán que se había reunido en un Sínodo nocturno con Alberto Ruiz Gallardón.

Pilar, que es una buena mujer, me animó a presentarme a ver si me daban uno de esos Títulos de Fabricante de Pecados.

Hice rápidamente la maleta, tomé un avión y me fui a Roma. En la Plaza del Vaticano había una cola enorme, tuvimos que pasar horas esperando al raso. Iban nombrando de cuatro en cuatro. A mí me tocó entrar con un señor gordito, con una ecologista y con Sánchez Dragó.

El gordito del bombín alegó ante el tribunal que el primero y principal de los pecados era el sexo y qe había que erradicarlo.
La ecologista expuso que nada de humos. Fumar pasaría de inmediato a ser pecado mortal y mear en el campo, pecado venial.
Delante de mí iba Sánchez Dragó, el cual hablaba tanto y tan disparatado, que me perdí. Entendí que apostaba por el cultivo de la lechuga en lugar del juego del billar; y acusaba la malversación de fondos y el ladronicio. Le oí decir que metieran su dinero en el bolso de la suegra y hasta que se lo metieran por el culo ellos, los ladrones. Parecía ser que lo económico era lo pecaminoso para Dragó.

Al ser la última, tenía que exponer mi versión pero además opinar sobre lo escuchado a los anteriores. Entonces, les dije que el gordo se iba a encontrar solo en la gloria con dios y con S. Pedro y que se iban a aburrir los tres. Les dije que la ecologista llevaba razón en lo de fumar, pero que el meao y las heces son fertilizantes, así que hacerlos en campo abierto en vez de ser pecado debería ser virtud. Y de Dragó sólo pude decir que lo veo más pirado que una olla expréss.

Pareció que se quedaban bastante satisfechos con mis respuestas, así que el que ocupaba el centro de la mesa, que debía de ser el presidente, alegó que bastaba con que dijese un lema para Campaña Publicitaria. Me toqué la nuca con el dedo índice y noté que se me iluminaba encima una bombilla, igual que le pasaba en los dibujos animados a Vicky el Vikingo, hasta me oí a mí misma gritar: "¡Ya lo tengo!", como hacía el pequeño e ingenioso vikingo.

-
"Dilige, et quod vis fac".- pusieron cara de signo de interrogación. - "Ama y haz lo que te venga en gana." - traduje tranquila, lenta, pausadamente, mientras me rascaba la cabeza.

Los del jurado se llevaron la mano a la boca, y cuando yo ya me iba, porque allí nadie decía nada, me volví hacia ellos y vi que continuaban pensativos como esfinges del tarteso - magdaleniense, no sé si de asombro bueno o malo.

Ahora tengo que esperar quince días a que salga la lista de los opositores aptos; y, con un poco de suerte, tal vez llegue a codearme con la cúpula cardenalicia.

22.3.08

Azul, azul. No morado.


No más morado,
no puedo,
ni golpes al unísono
de cayados de penitentes

ni cadenas.
No quiero ambientes de muerte,
de dolor extremo,

de tintura morada en el pecho
y en los cimientos del alma.
Ni quiero lágrimas
ni entrañas
secas, martirizadas, rotas,
de esa madre doliente, de pasión y luto.
Ni la sumisión del reo inocente.

Pero no moriremos,
de algo tan grande ha de servir tanta ignominia,
Pues, ¿qué somos?
al menos esta que os habla,
sino tozudez, egoísmo y capricho,
Carente del espíritu de un guerrero espartano,
de un guerrero corriente,
ni dueña acaso de la piel dura y rugosa del lagarto.
Ante vos, me confieso,
menuda, ligera, pobre.
Me confieso huracán descontrolado,
cuerda en mis mejores días,
floja en mis peores tardes.
Por eso,
a otra Semana Santa,

me iré con Dios a la playa,
lejos de encapuchados,

de cruces y cornetas.
Cerca del mar, de la brisa del mar
adonde me llegue el soplo de los labios de Dios.


14.3.08

El líder

video

UN ROBOT QUE REVITALIZAR


Me siento oxidada, como un robot.
Por eso he decidido en qué voy a emplear mis vacaciones que hoy comienzan: en engrasar articulaciones, oxigenar y fortalecer los musculos y adquirir flexibilidad general.
Necesito sentirme bien dentro de mi piel. Y no basta con sentirme bien por dentro, sino también, un cuerpo saludable.

Estar físicamente preparados nos ayuda a enfrentarnos a las tensiones cotidianas y hace que todas las esferas de nuestra vida resulten mucho más vitales.

Para la vitalidad son importantísimos la salud, la nutrición, el ejercicio físico, la relajación apropiada y el sueño.

Así que les dejo, me pongo el chándal, cojo el MP3 y me voy a hacer footing.

Si me dejan sus palabras de aliento para que la pereza no me tuerza mis propósitos en
estos días. se lo agradeceré.



Hasta después.Hasta que me quede así, más o menos.

10.3.08

TRAS LAS ELECCIONES 9 M


Me siento más española que nunca. Hemos dado un paso grande en la democracia. Las dos grandes fuerzas políticas están unidas, cada cual con sus ideas, pero reconciliadas. La crispación ha pasado página.

Necesitamos un Estado, para que los hombres tengan la oportunidad de ser solidarios. La política hace la historia, la deshace, la prolonga, la rehace.

¿Qué es la política? La política comienza donde cesa la guerra; pues es la gestión pacífica de los conflictos, de las alianzas y de las relaciones de fuerza. Es, pues, el arte de vivir juntos, en un mismo Estado.

La moral no basta para lograr la justicia, moral y política tampoco deben confundirse. Tenemos necesidad de ambas y de la diferencia entre ellas. ¿Queremos que israelíes y palestinos dispongan de una patria segura, que Kosovo pueda vivir en paz, que la economía mundial no vaya en detrimento de los pueblos, que los mayores dispongan de una jubilación digna y los jóvenes de una educación que merezca este nombre? La moral respalda, por supuesto que sí, pero no dice el cómo hacerlo.

La economía produce riquezas, que son necesarias. Pero también necesitamos justicia, libertad, seguridad, fraternidad, proyectos, ideales y paz. Ningún mercado se ocupa de esto.

No bastan la moral y la economía, por eso hay que hacer política. Porque no somos ni santos ni simples consumidores. Porque somos ciudadanos.

Los ángeles podrían prescindir de la política, los animales también. Los hombres, no.

7.3.08

LO INCONFESABLE


Hoy tengo que celebrar con ustedes que he hecho un nuevo amigo en este ambiente que tanto me gusta de los blogs.

Ha sido él quien me ha visitado primero, y me confiesa estar disfrutando viendo mis locuras desde Cataluña. Yo, que ya voy siendo veterana en esto, he ido a conocerlo, ( No a Cataluña, no me malentiendan, sino a su Blog) Y le he jurado por Snoopy que iba a ser uno de mis fijos.

Lo van a entender: leo su post y habla de alguien monumental que se encuentra cuando va a salir de casa. Más o menos nos lo cuenta así, (lean):

"Abro la puerta de mi casa, dispuesto a irme a trabajar y la veo ahí. Descomunal, monstruosa. Tamaño no me jodas, aspecto jabalí, aroma no me olvides y a ver, sácame de aquí. Colosal, astronómica. Digna de museo. De coleccionista. Ni el mismo Da Vinci hubiera sido capaz de lograr esa conjunción de formas armónicas y en perfecto equilibrio. Pocas cosas en la naturaleza poseen esas superficies curvas tan bien delineadas.

Yo, le comento... (lean):
Creía que estabas hablando de mí, de esa vez que me equivoqué de puerta.
Y resulta que ni siquiera era la Monroe, ni la Audrye Herpburn, que ni siquiera era mujer, sino ¡una Mancha en la alfombra!

Pues , el desenlace es que esta noche, ya mi mente menos densa, abro mis blogs habituales, voy al del nuevo amigo; y entonces entiendo perfectamente: Ni mujer, ni mancha; lo que se había encontrado en la puerta de su casa, no casa planta baja, sino piso de rellano lo he imaginado yo desde el primer momento, lo que había allí era... una verdadera ¡Mierda! Pero artística, todo hay que decirlo.



La foto no es la original, pues hubiera tenido que coger un vuelo para Cataluña y hoy no tenía tiempo, y, claro, cuando yo llegase e instalase todo el zoom y demás parafernalia, como merecía el evento, la inconfesable cosa ya iba a estar deteriorada, así que valga una imagen de archivo. Pero no hace honor a la auténtica, que coste, la cual era exactamente así como la describe su testigo ocular:

"Simétrica, concéntrica, con una base ancha, elíptica, que crecía en capas trenzadas, también elípticas, que iban disminuyendo en grosor y diámetro hasta que culminaba con un pequeño guiño curvo en la punta, imitando el merengue de una torta de cumpleaños. Medía no menos de veinte centímetros de altura y quince de diámetro, quedando corto el cálculo. Se veía joven, fresca, radiante, con una textura lozana."

No me importa confesar esta gran distorsión de mis entendederas, porque pude constatar que no era yo sola; entre sus muchos comentarios, era vox pópuli el desconocimiento generalizado respecto a la naturaleza de la masa hallada.

4.3.08

TODO LO QUIERO ROJO

Todo lo quiero rojo.
Porque la vida es roja.
Y es rojo lo profundo, lo auténtico,
lo cierto.

Y he pintado mis labios
como símbolo; y mis ropas
son rojas.

En rojo seré amante.

Amenazadora en rojo si hace falta.

He pintado de rojo la distancia
entre el maldito y yo
a guerra abierta.

Quiero la amistad roja,
quiero roja tu alma.

La felicidad roja y rojo el ritmo.

Que fueron siempre rojas mis palabras
hasta herirme por dentro.

Y yo, una mujer roja.