31.12.08

De Años nuevos y estornudos


He pasado uno de los peores días de mi vida, la cabeza parecía que me iba a estallar, y la fiebre como un vigilante apostado a la puerta de la cabeza, velando para que no se fuera la prisionera calentura. Toda la tarde en cama, y me he levantado ahora a la noche para abrir ventanas y tomar algo de alimento. Después de tanta mazmorra corporal y mental, he abierto mi blog para escuchar una canción que tengo al margen, pensando que me iba a despejar, la de Alejandro Fernández, "Canta corazón".
Entonces no he podido evitar, aunque no estoy para mucho, clicar en el post de Zafferano, pues tiene una imagen grotesca y esperpéntica en su nuevo post actualizado. Nos pone un currículum que ni los doctores Honoris Causa tienen en su haber; y dice que este año nuevo tiene que cambiar de vida como todos los años, en tono de humor, claro.

Pero hay mucha gente que relaciona incuestionablemente año nuevo con vida nueva, por ejemplo, mi amiga Luisa, que es médica y al llamarla esta mañana por teléfono para preguntarle qué me tomaba, me dice, con todo convencimiento, que lo que queda de año puedo estar mala, bah, total ya, para lo que queda..., Pero que entrado el año nuevo, ni pensarlo. Y, digo yo, si es cuestión de horas, lo mismo dará que estén en la franja del 08 o del 09. Pero percibo que debo reciclarme en el tema, me doy cuenta de que no estoy al día en este asunto del Año Nuevo. Puedo lanzar un estornudo a las 12 menos un minuto, pero a las doce y un minuto, ya no. Mi amiga Luisa, muy querida, extraordinaria y un poco díscola, debería haber estudiado filosofía en lugar de medicina, o además de.



Pero mi mayor preocupación es si llegará el estornudo justo cuando tenga la boca repleta de uvas y, como le vayan directo a mi vecina Josefina... con lo remilgada que es... ¡madre mía! Ojalá si ha de ser así, que le caigan las uvas encima a Roblete o a Nora, mis perros, que estos no se molestan, seguro.

A ver si en el 2008 sin demora de un segundo, o sea a las 11h 59' 59'' como mucho, se me quita este horrible resfriado y todo sucede como está mandado, es decir, a su debido tiempo.

30.12.08

Estoy enfermita



Mi familia, me refiero al núcleo familiar, estamos tan unidos que nos lo intercambiamos todo, hasta los constipados. El fin de semana antes de vacaciones me resfrié, pero no apretó mucho la enfermedad. Después, los virus atacaron a Juan Carlos y Elena, de modo que no pudimos ir con la familia de mi hermana a cenar en Nochebuena. Elena ha tenido fiebre la pobrecita, pero ya ha pasado lo peor. Sin embargo, anoche, me dolía a mí terriblemente la garganta.

Esta mañana tengo escalofríos y siento mi cuerpo molido, como si un gigante de cuatro cabezas me hubiese apaleado o un trailer cargado de plomo me hubiese pasado por encima. Para ir hasta la cómoda a coger el termómetro desde la cama, me ha costado un esfuerzo tan descomunal que me he sentido Rambo haciendo una hazaña.
El viaje lo hemos suspendido, pero no me apetecía mucho ir a Murcia en esta época del año.

Necesito unos mimos vuestros para animarme, que con este malestar todos los mimos son pocos, y el amor de mis amores no está aquí ..., viendo anoche que dejábamos el viaje, aceptó irse de caza con mi cuñado hoy para todo el día y para una vez que están juntos, pues quiero que estén juntos, que las ideas, bla y los caracteres, bla, bla, bla, (pero estas cosas no son de este post).

Por lo menos ya me he animado a teclear en el ordenador, que ni eso podía, ni siquiera coger las agujas de tejer, ya os pondré las dos bufandas que estoy tejiendo, una para mi hija y otra para mí. Y, el puzzle, ya lo acabé, también tengo que ponerlo para que lo veáis, mejor dicho, que lo contempléis, Oooooh, en serio.

29.12.08

LOS MINUTOS DEL 2.009




Mañana me voy para una semana, así que quiero dejarme hecho el post de año nuevo. Lo iré haciendo a lo largo del día, pues tengo que preparar lo necesario para el viaje y ordenar unas cosas en casa.

Un año no es nada, son 365 días (que éste no es bisiesto), 365 días, que multiplicados por 24 dan un resultado de 8.760 horas, quitando una media de sueño de 8 horas diarias, resultan 2.920 de sueño. Restamos y de vigilia
quedan 5.840 horas. En medias horas son 11.680 medias horas; y en cuartos, 23.360 cuartos de hora. Pero hay muchas cosas que se pueden hacer en menos de un cuarto de hora, así que calculemos los minutos, un minuto es importante, y no digamos 3 o´4 minutos juntos. Son 350.400 minutos.



Con estos minutos podemos hacer bastantes cosas, a mí se me ocurrirán algunas. Desearía que vosotros añadiéseis más.
Yo, pienso que, tenemos:

Minutos para reir a carcajadas.
Minutos para darle un abrazo a tu pareja.
Minutos para saborear un aperitivo.
Minutos para escribir un post.
Minutos para acariciar a tus mascotas.
Minutos para sentir la satisfacción de tu trabajo bien hecho.
Minutos para echar una partida de ajedrez.
Minutos para enviar un correo.
Minutos para leer lo que te reconforta el espíritu.
Minutos para respirar despacio antes de soltar el grito.
Minutos para valorar cuanto de bueno poseemos.
Minutos para mearte en los gobernantes indolentes.
Minutos para experimentar alegría profunda.
Minutos para alentar a esos para los que significas mucho.
Minutos para tirar lo que ya no te sirve, sean cosas materiales o abstractas.
Minutos para estar a solas.
Minutos para elegir unos zapatos nuevos.
Minutos para negarte un click, quiero decir, "esto deseo, esto que tengo al instante".
Minutos para apagar la tele o cambiar de canal cuando lo que aparece es una cagada, que suele ser con frecuencia.

............Continuará. (Id dejando ideas).

Mi segundo comentarista lleva razón (Gracias, H. por tu crítica constructiva). Además, que el reloj de arriba da sensación de mucha velocidad (ja ja, ahora me doy cuenta, y además lo había puesto en tamaño gigantesco, lo reduzco). Y vamos a poner otro reloj que sea mucho más relajado (aunque tampoco sea para dormirnos en los laureles).

Ahhhh! Qué sensación de paz ahora y de vida relajada con este reloj. La crítica constructiva es realmente buena, gracias otra vez, H.





(Hace apenas un cuarto de hora, buscando un tejido para proteger un sofá, me he encontrado en un cajón del armario de la habitación de invitados una gorra de mi padre, a medio uso. Me ha entrado esa sensación de sentirlo ahí mismo conmigo, como hace tan poco tiempo. Nos parece que las situaciones no cambian, pero todo es efímero. Quien sigue este blog, sabe que murió el 31 de octubre. Pero no me déis el pésame quienes no lo sabíais, sé que él está donde ahora tiene que estar. Es sólo una reflexión).

Mis lectores me siguen dando ideas:
Tiempo para mantener las amistades (gracias, María)
Tiempo para la poesía (gracias, Il)
Tiempo para cuidarnos más (estar guapas/os; claro, Moa) y para perdonar, ¡pues claro! (Gracias, Moa), Al que no perdona lo veo así como un Sancho Panza (no porque éste no perdonara), sino porque me lo imagino como un retaco paleto ( o una Dulcinea del Toboso si es mujer).




¿Y ahora aquí que pinta un coche? No es por viajar, es porque deseo ir siempre protegida por las personas que me quieren. Y deseo que así sea en el Año Nuevo, como lo viene siendo.


Os deseo que el 2.009 os traiga a cada un@ lo que más necesitéis y lo que os haga más felices.
FELIZ AÑO NUEVO. (Y, cuidado con las uvas, que los segundos, ¡segundos son! y, muy respetables por cierto).


¿De quién fue la idea de que comer uvas en Nochevieja trae buena suerte? Como muchas festividades actuales fue a partir de una estrategia comercial, cuando en 1909, por un excedente de producción, los productores de uvas se inventaron la leyenda de las uvas de la buena suerte.

Y ya cierro descorchando una botella, porque me parece que me estoy poniendo un poco pesada.




26.12.08

Lo prefiero normal


Me parece mentira; sí, me parece mentira, que Superdios en el que creo, sea un hombre, (solamente un hombre)- estoy pensando para mí sola.
-¿Y qué quieres que sea, un extraterrestre?- me dice un eco que sale de lo impensable.
- Pues, sí, me parecería más lógico. Aunque la verdad es que me da risa eso que piensan los gnósticos, precisamente en Jesucristo como un extraterrestre ( lo imagino con las palmas de las manos de neón y fundas metálicas para sus piernas, con poderes, y al hacer uso de ellos, un rayo de luz emanando de alguna parte de su cuerpo). Esto es absurdo.
-¿Entonces, qué?- dice el eco de antes.

- Es que hombre me parece poco para un dios.- he elevado la voz sin darme cuenta.
-ya ...., ¿mejor que no hubiese venido, como dicen los evangelios, creerías más así?
- En el Dios Padre no me cuesta nada creer, creo sin duda. Es todopoderoso, está por encima de nosotros y se siente en el aire. Pero, un hombre normal y corriente ...
-Lo que pasa es que el orgullo no te deja ver la sencillez de dios. Tú sí que eres un bicho raro.- me dice la voz.- Dios es mucho más simple que tu orgullo.

Me levanto de la silla , y voy y me doy un coscorrón contra la pared.

Pues alomejor es que el hombre no es tan poca cosa. Cuando Dios es hombre, será que nosotros también valemos.

Un cromo, estampa, o lo que sea, esto que adjunto arriba, vuela y cae al suelo desde el techo. Me quedo mirándolo y pienso que yo no quiero un Dios con ese aspecto, por muchos ultrapoderes que tenga y muy por encima que esté del hombre y de mí. Lo prefiero como dicen Juan, Marcos, Lucas, Mateo, el Bautista, Elías y otros. Y me siento tan tonta...

23.12.08

Baltasar show

Decir que una mujer se ha enamorado, no es literatura. Decir que se ha enamorado con trece años, tampoco, ni con cuarenta o cincuenta. Decir que se ha enamorado casada, no es literatura. Decir que una mujer se ha enamorado de un amor imposible, no es literatura. Nada de esto merece ser contado, porque esas cosas pasan todos los días. No voy a escribir una novela, ni un microrrelato siquiera para decir que me he levantado esta mañana a las ocho, me he tomado un café cargado y me he ido a trabajar, eso lo hace todo el mundo. No me ha tocado el Gordo de Navidad, pero aunque me hubiese tocado, también entraría dentro de lo posible y no daría juego para un relato literario.


Sin embargo, el relato está en el aire. Y esto sí es literatura.


.......................... No sé si alguna vez he hablado de mi afición a los puzzles. Me gustan de quinientas y de mil piezas. He hecho muchísimos.

Me he enamorado de él haciendo un puzzle.
Llevaría colocadas unas trescientas piezas cuando, topé con una pieza especial que me dejó fascinada. Lo vi fuera de serie, ya desde el primer instante, quiero decir ya desde la primera porción de su cara y quise encontrar más y descubrir su impresionante belleza más y más. ¿Quién sería él? El puzzle es un nacimiento impresionante, la sagrada familia, reyes, pajes, otras gentes, caballos, arcos, castillos, molduras doradas, vestiduras de arabescos, ... Era lógico, por el tamaño grande, que se trataba de uno de los personajes que estaban en primer plano. Me pareció Melchor, pero no, aunque éste no llevaba corona sí que descubrí que había en el suelo una que le pertenecía, pues estaba adorando al niño, arrodillado, y se la había quitado. No parecía, mi adorado, un paje, por lo menos era un rey. Gaspar no era; llevaba un turbante. Pregunté en casa sin dar explicaciones sobre los orígenes de Baltasar, ya que lo tenemos conceptuado de raza negra, y alguien de la familia me sacó rápidamente de la duda, alegando que podía ser árabe perfectamente, ¡ entonces era el rey Baltasar!


Continué con mi puzzle y completé su figura, la túnica era negra con adornos dorados y no aparecía una pieza que me faltaba para completar el turbante, rojo y blanco, al fin la encontré. Entonces pasó lo que pasó: la figura se convirtió en materia gaseosa, dejando su hueco en el puzzle y una figura imponente apareció ante mí, ¡y habló! :
- Buenas noches, princesa. En efecto, soy el rey mago Baltasar. Conozco tus sentimientos hacia mí.
Entré en una especie de sudoración compulsiva. El fue hacia la cocina, reapareció con un vaso de agua para mí y prosiguió:
- Tus sentimientos francos y ardorosos son correspondidos por los míos. Eres inmensamente amada por éste tu fiel servidor.

Me era urgente y necesario responderle, dialogar de estos amores nuestros mutuos imposibles, prohibidos, que habían surgido como traidos por la magia de la Navidad. Pero, aunque ya el sudor había desaparecido, no me era posible articular palabra.
- No puedo hablarte, me siento tan asombrada...- le escribí en un papel.
- Regresaré la noche de Reyes, espérame despierta y te amaré.



Llevo tres noches sin dormir. ¿Pretenderá hacerme el amor? ¿Podré rechazarlo? Nunca he esperado una Noche de Reyes con estos nervios , ni siquiera cuando tenía cuatro o cinco añitos y los esperaba entusiasmada...

Fin

13.12.08

No te lo pierdas



Observa qué manera de reírse de lo que están viendo ...

10.12.08

Pensando bajo la nieve


Esta ola de nieve y frío, me encierra más en casa. Por las tardes no salgo. El sábado estuvimos en Granada en una boda, madrugamos, y a la noche ya estábamos de regreso. Pero creo que esta época fría me sirve para reflexionar un poco, para inventar y reinventar mi historia.

Soy dormilona ... (remito a la primera entrada del blog),
pero también,activa, y mucho.

Pienso durante esta helada que nunca en nuestros días debe faltar el entusiasmo ni la pasión. Con ilusión y con pasión hay que hacer las cosas de cada día y nuestros actos deben adecuarse a las necesidades de aquellos con quienes convivimos.

La mejora continua me sirve de motivación para vivir, es una capacidad al alcance de todos. Nunca me aburro, siempre puedo trabajar en mejorarme.

La calidad humana es lo más valioso que puede tener una persona.
Primero hay que pararse a escuchar a los demás y ver dónde están ellos ubicados, para, como he dicho antes, adecuarnos a sus necesidades, y para darles nuestro reconocimiento.
Nacemos para crecer y debemos fomentar nuestro crecimiento propio y el crecimiento de quienes nos rodean. Tenemos que interesarnos por los otros, esto es situarse en el lado contrario al del egoísmo.

La mediocridad no es el lugar ni para nosotros ni para los nuestros.

5.12.08

Se necesitan



SE NECESITAN

Me parto por la mitad de la risa . Me han contado un chiste hace
un rato. Uno le dice a otro:

-¿Has hecho tú solo el revuelto de espárragos?
Y le responde:
-Sí, con un par de huevos.
Jajajajajjajaja

Y es que se necesitan los huevos para cocinar, siempre hay que tenerlos.

También se necesitan para otras cosas, como para ir a trabajar en días como el de hoy, cagadito, o sea cargadito, de niebla hasta las trancas. :)