28.4.10

La novia del cura


A las 11 de la mañana han venido a buscarme. Era Mari Luz, una amiga de la infancia. A los diez minutos, se me ha desplomado.
Me dice que lo ha amado con el alma y con la sangre y que, el ingrato, le contesta que es una sentimental. La calmo, la calmo. Buscando argumentos, me viene a la cabeza Andrés De Balboa Ruiz, aquel novio que tuve una vez, que no besaba, los besos eran un preámbulo absurdo, había que atacar directamente. Pienso que puede haber topado con un tipo como aquél. Pero no, por las descripciones que me da, éste es un asceta. Vuelve a darle un arranque de llanto y le doy tres clinex de golpe, pobrecita, y un abrazo monumental. Entonces me pregunta que si soy sentimental yo. Me deja kao y pienso en un árbitro de boxeo que hace la cuenta atrás. Tengo que seguir dando y no sé cómo. En esto siento un poco de mareo; es viernes santo y no he tomado nada. Llamo a Carlos para que me dé un besazo a modo de alimento. Se va para dejarnos solas y seguir hablando.
Entonces le digo que yo antes fui más sentimental y que cada vez menos, mucho menos. Mari Luz se anima un poco, se anima más y hasta monta en cólera, entonces protesta y grita contra ese amor suyo, al que no me ha presentado y desconozco, por llamarle sentimental a ella.
-Tal vez no te conoce bien y se cree que te enamoras de todos los tipos -se me ocurre.
-Ja -exhala con ímpetu.
-A ver si es que te quiere poner a prueba. -pienso en voz alta, sin saber a ciencia cierta quién es ese tipo -Pero, "vaya prueba".

La dejo que se vacíe, la estimulo a que se desahogue, respaldando sus palabras. Insultamos al amigo, novio o lo que sea, le decimos plástico, materia inerte, especimen, monstruo y hasta esperpento valleinclanesco. Y cuando ya se ha serenado y hasta sonríe me dice en voz baja:
- No, si yo entiendo que Manuel José tenga sus reticencias,...
- ¿Qué pasa con él? -le pregunto.
-No te lo puedo decir. Manuel José me dice una y otra vez que el amor no es instinto sino voluntad.
- A ver, a ver. Vamos a analizar este dato -le digo con la calma de un detective experimentado- él te dice que el amor es voluntad y no instinto, ¿no es así?
-Con eso me sale siempre.
-Ya.

De golpe irrumpe en sollozos y lamentos nuevamente, con más fuerza que antes.
- Tranquila, Mari Luz. Vamos a ver. ¿Manuel José es gay?
- ¡No! ¡Cómo se te ocurre?-reponde ipso facto.
- No sé, eso de poner tanta voluntad,... y además hay tantos fuera del armario,... -y continúo indagando. -¿Está casado?
-No. No hay ninguna mujer.
- ¿No estará muy enfermo, con sida por ejemplo?
-No, no nada de eso.

- Entonces, Mari Luz, no sé qué reticencias son esas que dices que tiene.
- El siempre me habla de la caridad con todos.
- Pero eso está muy bien.
- Estaría bien si él me quisiera.
- Por lo último que dices parece una buena persona y ningún aprovechado. Pero dime de una vez cual es el obstáculo.
-Es que Manuel José, es un cura.


Lo siento, lo siento. Lo que ocurrió entonces fue que me eché a reír y mi amiga salió dando un monumental portazo, y tuve que salir corriendo tras ella hasta alcanzarla.

-Acabáramos -le dije rodeándola por la cintura. -Ese hombre lo que tiene es mucha solidez y no se permite jueguitos...
Un llanto escandaloso me interrumpe, y me dice que ni hasta su mejor amiga la entiende.

No, mira, no- le digo estrechándola contra todo mi ser- por lo que me has contado, ese hombre no es un monstruo, sino que tiene una vida sólida y también quiere solidez para tu vida. Quiere proyectos de vida. Por eso te dice que el amor no es instinto sino voluntad. Para que nazca en ti la voluntad de querer a alguien y fundar una familia.

Me pregunta qué hace, y yo le digo que le deje seguir su vocación y que ella se queda con la esencia de lo que su amigo le ha enseñado. Que cuando busque a alguien sea para un verdadero proyecto de vida, para siempre, para gozar y también luchar contra viento y marea. Y que lo fundamental es encontrar al hombre apropiado.

- Es que el apropiado es Manuel José.

-Ya. Y para mí, Paul Newman, que ya está muerto. Lo desenterramos y punto, ¿vale?. Vamos a tomarnos un café, anda, que esté bien cargadito, anda. Pero tú pagas. Por cierto, nena, que no te veo yo a ti rezando cada día maitines, laudes, misa, tercia, sexta, nona, vísperas y completas, y el rosario, ¿o tú cómo lo ves?

No dice nada. Por lo pronto, calla. Y dicen que quien calla, otorga,...

23.4.10

El rayo que no cesa


Creo que ofrecer poesía a quien no le gusta es como poner un plato de verdura a quien no puede con ella, así que perdonad si soy muy egocéntrica y pongo lo que me llena " a mí " sin ir más lejos.
Hoy, con motivo del Día del Libro, hemos hecho un homenaje al poeta Miguel Hernández, intentando ponerlo al alcance de los niños. Con mi curso he presentado un mini musical ( estaban graciosísimos bailando claqué con cayados de pastor) y después un recitado en verso de su vida, con cabras en cartón de decorado.
Pero, además de mi euforia a la salida del trabajo por el resultado, sentía la necesidad de recordar la poesía del poeta de Orihuela. En "you tube" he encontrado un vídeo que quiero incluir en este blog, es uno de los poemas de "El rayo que no cesa", con voz y música de Vicente Monera.
video
No cesará este rayo que me habita
el corazón de exasperadas fieras
y de fraguas coléricas y herreras
donde el metal más fresco se marchita.


No cesará esta terca estalactita

de cultivar sus duras cabelleras

como espadas y rígidas hogueras
hacia mi corazón que muge y grita.

Este rayo ni cesa ni se agota:
de mí mismo tomó su procedencia
y ejercita en mí mismo sus furores.

Esta obstinada piedra de mí brota
y sobre mí dirige la insistencia
de sus lluviosos rayos destructores.

Pienso que hay dos formas de leer poesía: Una, indagando en lo que el poeta que la escribió quería decir. Esta manera de hacerlo es para los estudiosos de la literatura. Dos: sintiendo lo que las palabras nos dicen a nosotros. Esta es la manera correcta.

22.4.10

Qué llevamos en el bolso







Ayer y anteayer mi bolso era una farmacia móvil. No iba a faltar al trabajo por unos virus de nada, pero aparte de tomar en ayunas, Acthitiol para la garganta, esas grajeas amarillas que a mí me sientan tan bien, rápidamente empaqueté en una cajita un blistec con Ibuprofeno, medio blistec de cápsulas de Termalgín 650mg y tres cuartos de un botecito de hermosas pastillas Efferalgan, un concentrado de vitamina C. Todo eso, al bolso, para las incidencias fisiólogicas en el transcurso de la mañana, según el tipo de anomalía que se presentara, recurrir a una ampolla "x" o a una cápsula "p".
Se me había entrometido entre espalda y chaleco un constipado muy revolucionario y escandaloso, queriendo hacerse notar por todas partes, por la nariz, exigiendo pañuelos y más pañuelos, por la boca, estornudando estrepitosamente y arañando la garganta como un ejército de cucarachas en desfile de fuerzas armadas. Mi salud es fuerte como un roble, así que la infección se la achacaremos a una mujer pelirroja y taconífera que me estornudó encima en el antro de ropa donde me metí a probarme unos pantis.
Ya que los líquidos son estupendos para la tos, en el bolso puse más provisiones: medio litro de zumo de piña, ditribuido en dos tetrabriks de 25 centilitros cada uno y una botellita de agua de 33 centilitros.
También llevaba en el bolsito 72 pañuelos, en paquetes de clínex, eran 6 paquetes de 12 unidades cada uno. El bolsito es pequeño, no vayáis a pensar..., y bastante mono. El secreto es que todo iba comprimido.
Para que luego salgan con el tópico de las cosas inútiles que llevamos las mujeres en el bolso. ¡Ja! Todo utilísimo y práctico, ¿o no?
Afortunadamente las cosas cambian que es una barbaridad. Después de haber hecho un esfuerzo extra en el trabajo dos días seguidos, atendiendo a decenitas de cabezas a la vez, hoy me siento "flex", y el día me resulta igual que una ligera plumilla, como esas del cernícalo o del águila perdicera de las que habla Félix Rodríguez De la Fuente en sus reportajes.

19.4.10

Pero, ¿qué es el amor?

No sé bien qué es el amor.
Sé que hay amor de muchos tipos.

Creo que el amor existe.
¿Me estoy volviendo loca?




Sólo tenemos en común una pequeña franja inhabitable,

yo le llamaba amor, ¿pero qué es el amor, si tú lo sabes?

18.4.10

Una escapada de rechupete





Dejé a la niña y a su papá nada más llegar y me fui sola a Il Café Di Roma, me apetecían a rabiar unos churritos madrileños. Hay lugares que te atraen, como pasa con las personas, a mí este Café me apasiona. Los dos primeros churritos los tomé sin azúcar pero el último sí, y me supo a gloria. De ahí crucé, enfrente se hallan varias de mis tiendas preferidas. Entré a la joyería "Royo", sólo a ponerle una pila a mi reloj, y a "Marvimundo", a repetir un tubito de sérum para el cutis, que me había ido genial, de Elizabeth Arden. Fui a casa a recoger a mi niña y nos
fuimos las dos de tiendas. Tuvimos suerte, íbamos rápidas y contentas con nuestras compras.

Por la tarde volvimos a salir, ella necesitaba fieltro para hacer muñequitos para broches y poner con sus amigas un puestecito en el Mercado Medieval de nuestro pueblo. En "Herso" compré tres libros y una bolsa monísima en la tienda de bisutería donde pasamos por unos pendientes de aro para Elena.
- Elena, aunque este bolso no lo necesito, ya lo tengo para toda la vida. Es de esas cosas que merece la pena adquirir para conservarlas siempre.
- Eso dices muchas veces, ...

Un pastel en "La Suiza", un riñón, cuando apetecen las cosas es cuando saben riquísimas.

Cenamos en casa, sencillo y sabrosísimo. Me asomé al
balcón, la noche empezaba el ritmillo habitual en "La Zona".

Por la mañana me volví a escapar sola. La ciudad estaba tranquila. Volví al Di Roma por mis madrileños y mi café, café. Cerca de mí había dos señoras sesentonas con su cigarrito, sacándole el máximo jugo a la vida, las dos del mismo estilo, cada cual debe juntarse con los suyos; y al fondo varias señoras de setenta compartiendo alegremente el desayuno.
Desde allí, a la catedral. Preciosa tras las
reformas, pasé un ratito casi divino.
El sacerdote que oficiaba la misa era un hombre, pero muy en su sitio y revestido con el traje propio, así como el juez se pone el suyo en los juicios o el cirujano el atavío para operar.
Pasé por el kiosko del Altozano y allí ví a un amor de juventud, con el que no me casé, ni formalicé la relación siquiera porque en aquella época, veinte años, yo no estaba madura para ello. Me oculté tras el cartonaje de un revista y lo observé. Ya tenía algunas canas. Lo comparé con mi marido y éste ganaba (el mío). FJO pagó varios periódicos y se los llevó, ya en aquella época era muy reflexivo.


Por último, me encontré al papá de una antigua amiga de colegio que es vecino mío y me dijo que el día anterior habían estado hablando de mí.
- ¿Cómo¿ ¿Pero, bien o mal?
- Esta mujer, mujer dijo, añadió el nombre, que también es amiga de mi hija, me dio su teléfono por si te veía. Ha pensado organizar una comida para encontraros las antiguas alumnas del colegio.
-
En estas cosas, es que... cuando hace muchos años que no has visto a una persona sueles pensar, qué mayor está, y lo peor es que al mismo tiempo piensas: lo mismo pensará ella de mí.

Total,un viajecito muy bien aprovechado. Mi ciudad estaba distinta, mejorada, crecida, madura y amplia.

15.4.10

Esa mujer... me mata


Es buena chica, si lo sé, pero es que habla, oh, de superrr,

Dice, "quiero fortalecer glúteos y muslos..." "Al final de verano me noté superblanda..."
Dice, A mí "me da saco" ducharme en las duchas de los gimnasios públicosss........

Pero qué vas a fortalecer, mujer de Dios, si tienes piernecitas de jilguero y tábula rasa de delantera, ¿la lengua? Viene para borrar pizarras y llenarse de tiza en mini y leotardos.
Dice, Yo este mes "ya me he fundido el presupuesto de caprichoss! ¡y estamos a término de la quincena Uan ! Bueno, no son caprichos, son una inversión.


AGGGgghhhh



Agggghhhh.



Dice, "YO siempre lo digo", (el "yo" bien remarcado), Yo digo "A y veinticinco minits tengo que estar saliendo, pues si no me deriva en pisarle al car.

SSSSssssiempre (la "s" arrastrada), te dan como un sssssuplemento (la "s" como silbido de serpiente) por las itinerancias. La mano, mientras se expresa, está con un modelaje artístico ...

Dice, Es mi centro de referencia y es lo que factura,...

(A estas alturas de su monólogo ya no la escucho. Supongo que otras la siguen, que no se queda sola. Me he perdido saber cual es su centro de referencia y qué es esa cosa, que factura, imperdonable).

AAgggGGh. esa mujer me pone los nervios como escarpiasssSSSSSSSSSS.

.........................................................................................................................................................................

OTRO ASUNTO:

Os dejo un link a un blog amigo. José Ignacio ha pensado hacer con su blog una revista quincenal enlazando a entradas de otros blogs haciendo una selección. Si estáis interesados, dejadle sugerencias.

14.4.10

Energía hasta el penúltimo segundo

Comparto con vosotr@s el último vídeo que he añadido a mis favoritos. Es muy energético, tanto en el dibujo como en el ritmo, vais a ver.
Sólo, tengo una pequeña cuestión sin resolver... : el elefante gordo que aparece en el último segundo, ante el que se amilana nuestro valiente personaje. Éste me defrauda aquí, no entiendo por qué le teme... Se admiten sugerencias.



11.4.10

Complicidad femenina


Me gusta la complicidad entre nosotras. Me gusta cuando una amiga se vuelca conmigo y me habla al corazón, y en la cara y en los gestos se le ve que se siente a mi lado como con la mejor de sus hermanas. También yo a veces necesito soltar algo que de tan fuerte no puede retener dentro y me siento bien confiándoselo a esa amiga.

La confianza debe ser recíproca. Por ejemplo, P. siempre está dispuesta a ayudar y a escuchar, pero ella no te cuenta nada suyo. En cambio, E., siempre te cuenta su dificílisima vida, pero no te sirve para confiarle nada tuyo.

Cuando la complicidad es recíproca, además de la escucha, juntas se pueden diseñar facetas de humor o incluso detectivescas: una broma para una tercera, recabar información de una extraña especímen, ..., crear un Centro de Operaciones donde las fórmulas químicas son, infalibles.

Aquel tópico que había de que las mujeres somos rivales y nos sacamos los ojos, está desapareciendo dejándole el lugar a una complicidad cada vez más en auge.
Las generaciones que vienen detrás nos ganan en esto, me basta ver la agenda escolar de mi hija donde leo las iniciales de sus amigas con notitas como: "Novias, Te quiero, Inseparables, o Wapas."

Ayer, en el cumple de Vanesita, conté con la complicidad de Rocío unos ratos y también con la de Mairena. Y es que tengo la suerte de tener amigas guays. Pero, ellas también me tienen a mí, vaya.

10.4.10

Felicidades, Vanesita

"Estas son las mañanitas que cantaba el rey David. Como es tu cumpleaños, te las cantamos a ti".



Ah, no, no,no. A comer, los cafés, una copita y punto, y coma. Digo, y punto (te lían, te lían).

Nos han invitado a un cumpleaños en El Robledo. Son unos amigos muy queridos (los del verano). Pero cuando montan una fiesta, es, sin fin.
Me acuerdo del verano pasado que a las dos de la noche, después de una cena bien gorda, se fueron algunos a bañarse a la laguna del Arquillo. (El agua, helada. El estómago lleno. Las dos o las tres de la noche, figuraos).

- Si mañana vamos de entierro, asistiré, ¿eh?- les advertí a los de los dos coches. (Y es que luego dicen que pasan cosas).

Pues, nosotros pensábamos ir por la tarde, ya tarde, un rato bueno. Pero el plan es éste: aperitivo, comida, pasar juntos la tarde, cubata por aquí, cubata por allá, y empalmar con la cena.

Después, camina o revienta ¿no? Algo se nos ocurrirá para irnos sin hacer mucho ruido ..., pero tanta juerga, no. Aunque, metida en harina, bien que me lo paso y bien que me embadurno, como los sanjacobos en pan rallado, eso también ...

9.4.10

La gatica y la abeja


Esta gatica, que estaba en una carpeta del escritorio, me pide que la ponga en el blog. Bueno, a ver por donde sale, ...




Oh yeah, I'll tell you something
I think you'll understand
When I'll say that something
I wanna hold your hand
I wanna hold your hand
I wanna hold your hand

Oh please, say to me
You'll let me be your man
And please, say to me
You'll let me hold your hand
I'll let me hold your hand
I wanna hold your hand

And when I touch you I feel happy
Inside
It's such a feeling that my love
I can't hide
I can't hide
I can't hide

Yeah, you've got that something
I think you'll understand
When I'll say that something
I wanna hold your hand
I wanna hold your hand
I wanna hold your hand

And when I touch you I feel happy
Inside
It's such a feeling that my love
I can't hide
I can't hide
I can't hide

Yeah, you've got that something
I think you'll understand
When I'll feel that something
I wanna hold your hand
I wanna hold your hand
I wanna hold your hand
I wanna hold your hand

Los Beatles no pasan de moda.


Y, cuando le das libertad a una foto, las otras también quieren. La abeja, también, ...
Pues, eso: Be happy. Un buen mensaje.
Hasta mañana.

Mi casa, que sí.

Pues eso, como decíamos hace cinco días, que para este blog son muchos, me siento hiper_super_ mega_complet por haber encontrado la casa de mis sueños en el lugar de mis sueños, donde trabajo y vivimos la mayor parte del año. Mi marido, se desplaza unos kilómetros y mi hija cursa aquí Primero de secundaria.

Esta mañana quería haber cerrado el trato, pero Pedro, el chico que nos la vende (le he cambiado el nombre), tiene que cerrar una hipoteca y me ha pedido unos días. Me sentiría mejor si hubiésemos firmado el contrato por escrito y hubiese aceptado ya una señal. Bueno, tengo que conformarme con la palabra dada y el apretón de manos.

La idea es mudarnos en septiembre.

Aclarado esto, por todos los que os habéis interesado por este asunto que tanta ilusión me provoca, seguimos con el blog. Tranquilamente.

4.4.10

Tal vez, mi casa. Continuación.


Añadido el Domingo a las 8:30 . Post anterior. Continuación.

La casa es una Bomba. Vista por dentro, es una joya. Es para hacer una vida sin salir de casa. Es una casa que se convierte en pecado si no la abres a los demás, si no la compartes, si no abres tus puertas a los amigos y conocidos.

Pienso que esas cosas que en la vida te suponen una tremenda ilusión, está de Dios tenerlas o no tenerlas. Una casa de determinadas características, una persona, un hijo,...

Por otra parte pienso, que es fundamental que la persona se plantee la vida desde la más tierna edad como un Proyecto. Primero, uno sabe más o menos hacia lo que tiene tendencia, pero no sabe el contenido. Formar un matrimonio y una familia, lo veo, a día de hoy, como el sacerdocio: para toda la vida. Tienes que tener la voluntad, antes de empezar, de seguir ese camino. Es cierto que vienen situaciones, problemas, circunstancias, con las que no contabas, que te incomodan a veces hasta rabiar. Pero así pasa en todo, ¿No en el trabajo? ¿No en las relaciones familiares y sociales? ¿No en muchísimos ámbitos?

Creo que más que nunca, la persona tiene que madurar pronto. Trazarse un proyecto de vida y dedicarse a él en cuerpo y alma.

3.4.10

Tal vez, mi casa


No es que esté "con los pies en un charco", no es eso. Se trata de que esta tierra tira de mí hacia ella como la fuerza de la gravedad. Mi abuelo materno y tíos eran de aquí, no sé si esta vía sanguínea influirá, o no.

Unos posts más abajo os contaba mi grandísima ilusión con una casita. No soy persona de pensarse mucho las cosas. Cuando veo que una cosa me interesa, me lanzo a por ella. La casa del citado post era muy pequeña y había que reformarla al completo; esto no me importaba, pero sí que el dueño no ha dudado en explotar el sitio, en las Lonjas de La Plaza. No me llamaba, y lo llamé yo. Cuando por fin cogió el teléfono, ¡el tío resultó ser un borrachuzo!, ¡no había forma de entenderse! No había manera de contactar con él. Luego, por fin, cuando lo pillé sobrio, ya disparó la cantidad, eso sí me importó más que su afición por el jugo de la uva, el tío, ¡quería un pastón por una chocilla!

Ahora ha salido otra casa como por arte de magia, y cercana a la anterior, pero muchísimo más grande y completa: buhardilla, gimnasio, calefacción de bajo consumo y hasta la pijotada del hilo musical que yo no lo quiero para nada porque en casa usamos los auriculares, pero bueno. Vistas impresionantes, eso sí me importa mucho.. La casa está justito al lado de la iglesia de La Trinidad, y hemos quedado con el chaval mañana a verla. Carlos está algo pensativo. (Si le hago caso, no me lanzo). La vivienda pertenecía a un matrimonio que se casó hace cinco años y llevan uno separados, se la quedó el chico y ahora la vende. Viene desde la ciudad mañana, a la horita del Encuentro del Señor y su Madre, que se representa en La Plaza, con vuelo de palomas. Tal vez lo vemos desde el balcón de "nuestra casa". La fecha, desde luego, es muy significativa: ¡la Resurrección!

Ya os contaré luego.

2.4.10

Agonía nuestra



Al ver esta imagen pienso que Jesús sigue muriendo. Se podría parar esa agonía. Y no se hace. Permiten que se prolongue más y más.

Le falta el aire, se ahoga, se le cierran los ojos definitivamente. Todos observan, miran, ven; algunos no miran. Nacie hace nada.


Es el egoísmo, de cualquier modelo, tamaño y edad; el mío también;
inclúyanse todos los egoísmos. Es nuestro egoísmo el arma asesina, que hace del corazón y la cabeza, de piedra, de piedra de mayor o de menor dureza, pero de piedra; de piedra revestida de excusas, de excusas baratas o caras, pero de excusas.

¿Quién salvará a este hombre de cuerpo esparcido por todo el mundo?, ¿Quién salvará al hombre del propio hombre?,
¿Quién parará esta agonía?

1.4.10

Hágase su voluntad



Tenía intención de ejercer de monja por toda la
Pascua. Pero ha habido cambio de planes.
Dios me lo ha revelado.
Todo sea por mantener vivo y sano mi matrimonio: tengo que ejercer de amante (dejémoslo así). Si Dios prefiere de mí besos a rezos, Amén.