24.5.10

Las tantas y sin dormir


Son las 2:47 de la noche, de un domingo insomne. Mañana, el agrio "lunes" es el que gobierna. No me puedo dormir esta noche. Vengo de la cama, al blog, al socorrido blog que me vale para todo, después de mis perros es el que más me aguanta: es terapéutico y está acostumbrado a euforias, risas y paranoyas.

No tengo mucho que contar. Así que voy por uno de los dos libros de humor absurdo que tengo a mano. Uno es de Woody Allen y el otro de Eduardo Mendoza. Me decido por éste, se titula "El último trayecto de Horacio Dos".

Vámonos al final de la historia. Copio:

"Las gachas de arroz y los bollitos de alfalfa, así como el agua pútrida con clorofila, la cerveza de harina de pescado y el café de cascarilla confiscados por la señorita Cuerda en la cafetería Bar Quincoces empiezan a escasear."*

*Uuuuy, esto me huele a la crisis. Vamos a parar, que los defensores de la Ley de la Atracción dicen que ésta no entiende de bromas ...

Vamos a otra página:

"A continuación comparece el doctor Agustinopoulos y dice que de resultas de las sacudidas y colisiones ocurridas durante la operación de acoplamiento, casi todos los Ancianos Improvidentes han sufrido contusiones, por lo que sólo dos de ellos se encuentran en condiciones de manejar un arma y añade que les ha sido entregado un mortero modelo howitzer de 9,5 pulgadas, así como seis granadas, escobillón, cureña y rampiñete". Uuuuuy, esto me huele a la congelación de las pensiones..., mejor vamos a dejarlo estar.

A ver qué dice otra página, la 155 por ejemplo:

" Situación un punto por encima de "ingobernable" y dos por debajo de "haz las maletas y vámonos a Suiza". Hace un par de horas todos los ocupantes de la nave la han recorrido de punta a punta en manifestación no autorizada. *(Me suena a más de lo mismo) (...) Hasta el guardia de corps se ha unido a la turbamulta y ha cambiado su vestido de hawaiana por uno de cantinera. (Toma, hasta del orgullo gay nos habla Mendoza sin saberlo). Qué profético este Mendoza.

Bueno, yo voy a tomar un tebeo de Mortadelo y Filemón, aunque con el riesgo de que también entre líneas me hable de políticos.

23.5.10

Qué tontería


Me refiero al romanticismo.

Yuria dixit.

22.5.10

playa, que te quiero yaaaaa


Me pondría aquí mañana ya, de un salto.

Ando muy relajada últimamente, o mirando el horizonte como una marinera. Para que me entendáis, que me sobra un mes que no sé que hacer con él, que si hubiera un sastre competente, le pagaría para que le diera un tijeretazo. Que se me hace largo el veintiuno de junio, o entrada del verano. Que me sobra un mes más de trabajo. Venga, si los niños están todos aprobados.
Ya, ya, necesito las vacaciones. Zapatero y sus medidas me dan igual, y me da igual casi todo. Menos mi espíritu y esos kilitos que tengo que despedir.
Quiero sol y playita. Y poco más, el mp3 de música o diskman o walkman, que no tiro las antiguas tecnologías.

Tendré que llevarme a mi amiguchi Ascen, ya que mi maridito es negao para la playa. Ascen, la que se hace "moños de patata", como oímos a unos turistas que comentaban de su moño. Y habla poquito: ideal para el descanso playero.

Y ponerme las chanclas, y hacer aerobic en la playa. Es una necesidad,¡madre mía!



21.5.10

Seguir con alegría

Y seguiré en la brecha,
siempre joven,

y siempre majadera,
siempre mujer,

y siempre enredadera,

siempre feliz,
siempre en la fe,
y siempre a mi manera,
y seguiré alegre mi carrera.

A veces, a ras de la frontera.

Y seguiré con besos y sin besos,

con ratos de silencio,
con la cabeza puesta.


Mi hijita de la mano,

con mi trabajo,

con años y sin años.

Con la melena suelta.

Y seguiré durmiendo a pierna suelta.





19.5.10

SERENIDAD





Serenidad:
díctame
con tu acento dulce
el valor relativo de las cosas.
Y quédate
por siempre
dentro de mi piel.

18.5.10

Vivir sin ansiedad


"La felicidad es estar cada día menos angustiado".
A. Jodorowski




"Si alguien está en desacuerdo contigo, déjalo vivir. No encontrarás a nadie parecido en cien mil millones de galaxias."
Carl Sagan

16.5.10

Descubrimientos


Un día de esta semana me puse vestido para ir al colegio, la primera vez en todo el curso.
Era un vestidito de mercadillo, de punto azul, hasta le encontré un desperfecto en el hombro, que está en espera de que le dé unas puntadas. Me puse unos leotardos tupidos para no enseñar mucho las piernas.
Si todas las reacciones de los niños de mi clase me producen gracia, ésta no se quedó atrás. Sus ojillos me delataron que hacían un descubrimiento: las piernas de una mujer. Pues en mis piernas chocaban los rayitos que se desprendían de sus ojillos.

En el descanso les dije a las compis que estaban en la Sala:
-Hoy mis niños han descubierto las piernas,...
-Ya las conocían, las de sus madres.- me responde la perpetua aguafiestas.
-No, las piernas de las madres no son piernas de mujer, sólo son piernas de madre. -le respondo.Y les cuento otro descubrimiento que observé a principio de curso.- Durante el primer mes observé-luego ya se les pasó- que los niños al hablarme no me miraban a la cara, sino a las mmmm...
- Eso es porque les daba vergüenza- dice otra vez la aguafiestas.
- Los hombres, está visto, nos miran a las mujeres desde los siete hasta los noventa y ....
-Hasta que se mueren.- termina Loli, sin darme tiempo a que elija el segundo dígito que acompañe al nueve.

Mañana les llevaré un corderito de peluche de mascota. No quiero que mis niños se hagan mayores, prefiero que sigan en la infancia mucho tiempo.

12.5.10

Aprender a jugar





Es hora
de aprender
a jugar
a ladrones,
a tiros,
a espadas,
a besos,
a mares,
a lagos,
a cartas

de azar
y azahar.
Es hora
de actuar,
de ser actriz para no ser mártir,
y ganarte
al cruzar, o dejarte pasar.
Es hora de pujar
a desganas o a ganas
y reir o llorar,
y llover como llueve la lluvia,
de repente parar.
Es hora
de besarte,
pegarte,
curarte,
maltratarte,
sanarte,
ignorarte,
olvidarte,
encontrarte.
Es hora
de jugar
a perder
o a ganar,
qué más da.
Pero sobre todas las cosas,
es hora
de ser actriz
para no ser mártir.

10.5.10

Quiero ser así



Yo quiero ser... como Tú.



Como un pulpo en el garage


Pues hoy estoy como un pulpo en un garaje, o sea, perdida. No me encuentro la cabeza ni los pies. Estoy aburridisíma.

Tampoco es para pegarme un tiro. Tendré que esperar a que se me pase o hacer algo, mmm...

Dice la Wikipedia: "El aburrimiento es el cansancio o fastidio causados generalmente por disgustos o molestias, o por no tener nada que divierta y distraiga. Se le suele llamar también hastío. Es lo contrario de la diversión o del entretenimiento. Puede causar bostezos, ..."(a eso no llego, la verdad es que no bostezo todavía, pero la procesión va por dentro). "La respuesta del ser humano (¿y la ser humana, eso no lo pone) más aceptada y extendida al aburrimiento es realizar tareas que no requieran apenas esfuerzo (ni físico ni psíquico)..." y señala que se pueden hacer pasatiempos. No, SOS, eso no, por favorr, no me gustan los pasatiempos!

A ver que dice la Frikipedia: "Es esa sensación de pensar: yaaa, coñooooooooooo....., y estar quedándose dormido irremediablemente." Jeje, muy graciosos, pero hoy no me hace gracia ni siquiera un mono.

Puede ser exceso de bienestar, que todo cansa, hasta lo bueno. Ya se me pasará. No voy de entierro, que no es poco.

6.5.10

De tragarse mandarinas y otros productos



Bueno, si os cuento la de cosas que a lo largo de mi jornada laboral me tengo que tragar, haríamos una montaña cuyo pico no tendría fin. Me refiero a las risas que tengo que retener dentro del estómago. Y no sé cómo lo hago, no sé qué cara se me pone, debe de ser como de cómic de Carpanta. A veces elucubro si ya habré adquirido tal dominio en estas lides que ni me lo notan. Es más difícil que tragarse una mandarina o un carnoso pomelo. Si exploto, puede originarse la juerga padre dentro del aula, lo cual no me interesa porque se pierde tiempo hasta que se restablece de nuevo la calma.
Los otros días no creo que me mudara la color - me lo hubieran dicho enseguida, y no dijeron nada, qué bien lo disimulé. Pero no entiendo cómo no me vieron cuadros en la cara, pues yo misma, aun sin necesidad de espejo, me los vi.

Era un ensayo de la biografía de Miguel Hernández. Se cumplían cien años de su nacimiento.


Me recita el primer niño lo siguiente:

Se viste el mundo de fiesta./Llega a Orihuela el retoño,/un claro día de otoño,/ a una familia modesta.

Aquí le paro porque me gusta cerciorarme de que comprenden lo que dicen y me surge una duda.

Estos niños son educados, hablan bien, así que mi desconcierto es por partida doble, por una parte el desconocimiento del significado total y absoluto que tenía el crío de la palabra en cuestión y, por otro, la expresión que soltó por la boca.


- ¿Sabes qué significa una familia modesta?

- Que da por saco -escucho. Lo escucho como quien ve a un energúmeno lanzar un cohete en un velatorio.

Y sigue el interfecto: - la familia de al lado de mi casa da mucho por saco.

-Sí, hijo, sí. "Trágate esa mandarina" -pienso para mí.- Debes haberte quedado descansando.

Pero de dónde se sacaría el chiquillo la idea de que la familia de Miguel Hernández, "daba por saco..." Ni el más iconoclasta de los biógrafos...

Hasta la próxima, amigos.