27.4.11

Sainete en la peluquería (Continuación).


Entró un joven de 40 años, (ahora llaman "joven" a cualquier cosa),y le preguntó, el "joven" a la peluquera, si lo podía arreglar. Le dijo que sí. Aunque se arreglaron mutuamente.

La cosa es que ambos son cofrades y al parecer la del joven va un poco por libre. Marisa decía:- Una procesión en que no va el cura, no es una procesión.

El joven respondía:
- El año pasado, el cura iba con nosotros. Camuflado.

Yo callaba y escuchaba mientras me imaginaba al cura como un camaleón entre las ramas de unos arbustos.

La tensión aumentaba. La peluquera había parado, estaba a un paso de distancia del sillón de su cliente, con las tijeras en la mano. Vi que no podía yo continuar sentada y me levanté a poner paz.
-No es para tanto.- les dije.

- Ellos no son de los nuestros- dijo la peluquera.
- Es envidia, porque somos muchos más.- respondió J.

A la peluquera no le gustaban los gritos de "¡Arriba tus valientes!" que le echaban al Cristo los otros. Estos no pisaban mucho la iglesia.

La cuestión estaba bastante transparente.
- Hacer fiesta es cristiano, porque nos unimos. Pero hay que estar en silencio también frente a Dios.- les orienté yo a mi modo.

- Vuestro Cristo llevaba muy pocos claveles- decía ahora J. como si fuese sevillano de toda la vida.

Y la cosa es que ni lo uno ni lo otro puede funcionar por sí solo ni vacío de significado: ni folklore vacío ni beatería vacía. Y tan importante es estar a solas con Cristo como estar con los demás . Salí de la peluquería viéndolo, no sé ellos, pero yo, más claro que nunca.

23.4.11

Respuesta a Arantza


Interrumpo la narración anterior para responder a mi querida amiga Arantza, que me deja una pregunta en su comentario del post anterior a la narraciónde la peluquería y que se titula "30 características del cristiano".


Lo que te voy a decir es desde mi experiencia personal:

El cristiano parte de la base de saber que Jesús existió históricamente. Entonces, lo toma muy en cuenta porque es Dios, aunque esto es un misterio y una paradoja: hombre-Dios, y, un hombre Dios,... no es habitual para nuestro entendimiento.


Si el cristiano es una persona medianamente madura, no se cree al principio en conocimiento de la verdad total sobre Jesús: su carácter, lo que te pide ,lo que te da, ... hasta que éste aparece de veras tal como es, en tu corazón, en tu entendimiento. Y sabes entonces que ESTE sí es el Verdadero Jesús, y te gusta tanto que le recriminas: HAS TARDADO DEMASIADO. ¿POR QUÉ?

Me dices, Arantza que te resuma para mí las tareas del cristiano a modo de como se hace en los Mandamientos, que se resumen en dos. Pues, yo te lo resumo en una frase todavía hoy en día muy conocida, que procede de los benedictinos (la orden fundada por S. Benito, creo). Esa frase es: "ORA ET LABORA". Pero el orden no es éste necesariamente. "ORA ET LABORA" o "LABORA ET ORA". Interpreto esta frase que el cristiano hace dos cosas: retirarse con mucha frecuencia para ver el camino, esto es lo que llaman contemplación, que se abra a Dios, frente al Sagrario y le pida: quiero conocerte verdaderamente como Tú eres. Y escuche las señales que Dios le envía.
Y "Labora", esto es para mí que el cristiano no es un ser solitario sino que tiene que estar con las personas.

Cuando descubre al verdadero Jesús de Nazareth o Jesucristo, el cristiano se siente inmensamente feliz.

Sainete en la peluquería


Entró Julián a cortarse el pelo cuando yo estaba esperando a que pasasen los minutos de la coloración. Julián es mi vecino. La peluquera es una amiga y madre de una ex-alumna.

Si hubiese estado en una peli taquillera, no lo habría pasado tan requetebién. Si hubiese estado frente al más santo varón apostólico no habría aprendido más moral. Si hubiese sido actriz en el grupo de teatro en el que en algunas obras colaboro, no me hubiese lucido tanto.

En un momento se enzarzaron los dos, casi gritándose, y sin el casi. Pero yo no me daba cuenta de los gritos, tan metida como estaba en el tema de ellos, ¡y con lo que me interesaba!

(continuará)

22.4.11

30 características del cristiano


Un cristiano es:
(Sigo con los apuntes de D. Guillermo Sánchez Núñez, el cura que yo frecuenté en mi adolescencia. Y que ahora recuerdo con cariño).

1 una persona que cree, a Alguien más que algo.
2 una persona que vive en la esperanza: superando todo existencialismo ansioso y angustiado
3 se sabe salvado, no vive en la incertidumbre, sino en el agradecimiento
4 toma postura específica ante la muerte
5 ama al prójimo, hasta vivir por los demás, no sólo hasta morir por ellos. Sólo se puede amar a Dios como El quiere ser amado: Amando a nuestro prójimo.
6 llama a Dios Padre, un Padre con Providencia y Misericordia de Padre.
7 vive en la libertad interior
8 es una persona que ora
9 celebra la Eucaristía. Comprometiendo toda su vida en ella
10 pertenece a una comunidad. Solidario en en la salvación y en el pecado; y en el arrepentimiento.
11 El cristiano realiza a Cristo. Es una encarnación actual; realizando sus valores, sus sentimientos y sus realidades más fundamentales
12 es una persona que trabaja. Mejora el mundo. se realiza como buen profesional. Hace las cosas bien: técnica, humana, social y profesionalmente.
13 acepta sus responsabilidades en la sociedad
14 es un comprometido con la promoción de la justicia, como exigencia de su fe, en cuanto auélla forma parte de la reconciliación de los hombres, exigida por la reconciliación de ellos mismos con Dios.
15 Es un comprometido con la no violencia. Ni utilizarla ni admitirla sin denunciarla.
16 Toma postura ante el confort y el consumo: dándole sentido de medio. Reencontrando la naturaleza y la diversión como actividad creadora.
17 se confiesa pecador. a título de múltiples fallos personales y solidarizándose con los fallos de todos los demás
18 se siente en misión
19 tiene voluntad de salvar, no de condenar
20 valora más las personas que las verdades, porque Jesús vino más a salvar personas que a formular verdades
(no sé, esta cláusula se me atraganta un poco)
21 el cristianismo es el único argumento definitivo de la verdad de su fe: su amor al prójimo y autenticidad de su compromiso con unos valores cristianos que merecen vivirse.
22 se responsabiliza de la evangelización de la generación siguiente: brindando unos valores,no coaccionando. logrando, con su manera de vivirlos, garantizar que merecen la pena como proyecto de vida.
23 es heredero de una historia y de una tradición: que dura ya 20 siglos y que, a pesar de sus mediocridades y equivocaciones, han ido marcando la encarnación del cristianismo en una humanidad que es histórica.
24 El cristiano da sentido trascendente a su sexualidad. Se capacita y valora un placer afectiva y fisiológicamente bien logrado. Toma una actitud responsable ante la procreación. Comprende la sexualidad como el máximo de expresividad y encuentro entre las personas que se aman. se supera la soledad personal y se da cauce a la esperanza que tiene Dios de seguir teniendo hijos que sean, a la vez, suyos y nuestros.
25 sabe dar sentido al sufrimiento. ni masoquismo, ni explicación filosófica, ni creer que el dolor es un bien, ni buscarlo, ni echar la culpa a Dios de los sufrimientos de los hombres.
26 no se siente incómodo por tener que aceptar los extremos aparentemente contradictorios. Por ejemplo, confianza en el esfuerzo y cualidades propias frente a toda la confianza en Dios.
27 El cristiano es una persona alegre y que siembra alegría, profesional de la paz interior.
28 Es una persona humilde. Reconoce sus talentos, los agradece y los brinda haciéndolos útiles. Conoce y acepta sus propias limitaciones.
29 toma decisiones morales apoyándose en el dictámen de su propia conciencia. Madurando su opción fundamental y buscando en la naturaleza verdadera de las cosas y en las normas válidas principios de orientación y no condicionantes alienantes.
30 aspira a una perfección: la del Padre. Sobre todo en el amor.

Nota: El cristiano no tiene necesariamente que ser portugués. Ha quedado esto como la bandera de Portugal, pero es pura coincidencia.

21.4.11

Iglesia y Fe

D. Guillermo, párroco de S. José, nos muestra así su visión de la Iglesia y de Dios.

La iglesia que amo:

La que no tiene otra moral que la supremacía del amor en todo.

La que sabe ser dulce con toda debilidad y fuerte contra toda hipocresía, incapaz siempre de regalar las margaritas a los cerdos.

La que teme más a los que no se mueven por no pecar que a los que han pecado por caminar.

La que me habla más de la libertad que de la obediencia.


Y el Dios en quien no creo:

El Dios en el que yo no pueda esperar contra toda esperanza.

El Dios solitario.

El Dios que ponga la ley por encima de la conciencia.




Soy libre


Soy libre
cuando no existe un precio a mi libertad
si mi única ley es el amor

cuando acepto la libertad de los otros
cuando logro ser persona
cuando no creo en el imposible
cuando logro descubrir la parte de bondad que existe en todo ser creado
cuando sé darme a otros sin exigir poseerlos

cuando mi voz contribuye a determinar el curso de la historia
cuando creo que mi Dios es más grande que mi pecado.

si advierto que los demás me necesitan.

donde la autoridad no se confunde con el poder sino que nace de la fuerza de la conciencia de cada uno puesta al servicio de los demás.
cuando soy capaz de recibir la felicidad que me regalan los otros
cuando siento vergüenza de la esclavitud de mi prójimo
cuando acepto a los demás tal como son y no como yo desearía que fueran.


De unas notas que tomé en un retiro con D. Guillermo Sánchez. Bajo el título: "El cristianismo es la religión de la libertad".

20.4.11

Magdalena me pone el chupete


He visto a "las Ustorgias", deriva de Austorgia -su madre-. Por comodidad lingüística siempre se les nombró sin "A". Aunque Juan Carlos dice que el nombre correcto es "Eustorgia", pues él conoce el masculino: "Eustorgio". Una, que ha tenido muchos pretendientes (...), jamás ha visto engrosada su lista con ningún Eustorgio (...). Qué carencia tan insalvable. Tengo que consultarlo, pues, en el santoral, o en el google que es donde ahora todos lo consultamos todo rápidamente. Tienen más años que un bancal y están ambas, P. y M. como dos toro de lidia:

fuertes,
comunicativas,
alegres,
felices,
etcé, etcé.

-¿Me conocéis?
Magdalena me mira uno, dos, tres segundos, y exclama:

- ¡La nena de "la" Mª Luisa!

Hacía que no las veía años. Antaño iban por casa a visitar a mi madre. Siguen muy bien y yo, sigo siendo "la nena". Pues, qué bien. Las arruguitas de expresión que no quitan las cremas faciales, me las ha quitado esta mujer de un plumazo.

18.4.11

Amor de perros


Me parece que La Noreta está otra vez preñada. Me pasa como las suegras y las nueras, por lo menos con mi abuela y mi tía, me lo contaba mamá, que la abuela decía: la Blanca está otra vez,...

La primera vez de la Noreta, sentí pues no como si la perrita fuese mi hija, pero un poco. Esta vez lo veo más relajao, tampoco es para que muera un filósofo, pero ya no es un boom.

Al ser la perra mediana, más bien pequeña, las dosis que le ponía Nacho el veterinario le duraban varios celos. Y aunque convivía y convive con Roble Luis, ahí no pasaba nada: una de dos, incompatibilidad de caracteres o que la dosis le duraba más de lo previsto. Así que, nos despreocupamos, hasta que pasó lo que tenía que pasar, que un día parió cinco cachorros preciosos. Después la íbamos a vacunar pero nos descuidamos y ploff, que parece ser que hay otra camada de camino.

Esto es puro amor. Amor de sentimiento profundo, de pulir el carácter propio y el del cónyuge, de armonía continua. No lo tienen como Romeo y Julieta, ni siquiera como el sucedáneo animado "Gnomeo y Julieta" que ponen estos días en la gran pantalla, porque sus amos somos los mismos de los dos. ¿Será amor pasional? ¿o se queda en amor -"entre comillas"- de perros, propiamente dicho?
Roble Luis no es precisamente ese perrito de la foto que lleva una rosa en la boca. No nos ha salido nada sociable y ahora le ha dado por subirse al muro que es bajito, a la medianería y la lían. El dueño de los otros dos, el vecino, que tiene dos rotweiller, sale con una bara y los asusta a los suyos y se callan, pero nosotros no estamos allí. Nos dijo por telefono si lo asustaba también y le dijimos que sí. Hemos acordado que se lo regalamos a su tío, que es cazador.

17.4.11

El abandono


"Dios mío, Dios mío, ¿por qué me has abandonado?" el mismo Jesús te lo dijo, y yo misma estuve totalmente abandonada por ti. Estaba muerta. Encerrada en un perfeccionismo absurdo e imposible, que de tan imposible y tan absurdo me avergonzaba contarlo o que pudiera levantar alguna sospecha, mínima que fuera. Yo sola me comía los gusanos malolientes, putrefactos. El dolor psíquico es letal. ¿Por qué, Padre? De tí, Jesús, me dijeron que a todos querías menos a los fariseos; se incrementó mi problema: entonces pensé que Tú no me querías, que yo te caía fatal.Y luego, cuando todo iba bien, fui a caer en otro alcantarillado podrido. Tampoco entendí.

16.4.11

La loca casa de D. Fabián


Juajuajuajua, Alfredo (Fran en la obra) mientras esperaba su turno aplastaba el ramo de flores sobre su cabeza, y ya estaban mustias de por sí, imaginaos en qué estado le iban a llegar a la pretendida. A Carlos, que era el abuelo Carlitos, le apunté: "cuéntales una batallita", y sale: "En la guerra yo batallé. ¿Quieren ver mi cicatriz?". Bueno, y P. Jesús, que era personaje secundario se lució: le espantó a su amigo Juan (pretendiente de Selenita, hija de D. Fabián) el rival, Alfredo, el de las flores aplastadas, como si éste fuese un perro, cuando llegaba al jardín. Juan era el joven disciplinado y Fran el vago. D. Fabián le apuntó con el rifle al pretendiente vago de su hija y éste cayó desmayado al suelo. Mientras tanto, D. Carlitos y su amigo Federico, dos abuelos de cien años jugaban a las cartas en la cocina, comían cacahuetes y se echaban chatillos de vino.


La pasé de risa risa viendo-dirigiendo la obrita de teatro improvisada. La hicimos al final de la mañana en el aula como cierre de trimestre. Con un poco que les dirijas, te hacen maravillas.
Yo les dije a los chicos antes de empezar: apuntaros cada uno tres o cuatro frases fundamentales que vayáis a decir, y me respondieron: si no hace falta, nosotros hablamos...

12.4.11

El lenguaje, puede resultar tan divertido, ...

Me he quedado impresionadísima, por la puntería del chico, por el uso del calificativo.

Hoy, en mis chicos yo advertía cierto aire de distensión, que achaco a que ayer por la tarde fue la entrega de boletines y entrevistas con padres. Las vacaciones están al llegar; tenía que indicarles una actividades para días no festivos de las vacaciones, y eso. total, que les he permitido un poco de evasión. Después del descanso de la media mañana, nos tocaba educación plástica. La lámina que está trabajando tiene dos paisajes, uno de jardin y otro de bosque. tenían que completar el paisaje y poblarlos de animales propios. Al fondo de la clase tenemos unos murales de animales -que son la especialidad de estos chicos- y querían trasladarse a esa zona del aula para tener una referencia. Todavía no he entrado en el asunto,... Bueno, estos críos son comunicativos y de zona rural, donde los habitantes se conocen. No es la primera vez, me han hablado de P. Se trata de un vecino esquizofrénico, o con otro trastorno mental parecido, que tiene la fijación de creerse un militar y se viste como tal. Me dicen que un día acudió con una porra "a poner orden" porque varios niños estaban de pelea. También, que estaba trabajando regando los jardines de las calles y se negó a regar los de los propietarios vestidos de rojo. Y que le tiene persecución obsesiva al que le quitó la novia en otros tiempos, al que un día le pinchó las cuatro ruedas del coche. Les pregunto por las características físicas de P., por si lo conozco aunque sea de vista y por tomar mis precauciones. Digo: - ¿Cómo es? ¿Está gordo o delgado?
El gitanillo de la clase toma la palabra, por cierto en otra clase anterior me ha pedido permiso para quitarse el jersey, tiene calor. _¿Me puedo quedar así, Marisa?- siempre me pide permiso para todo. Y más que levantarse el jerséy me muestra la camiseta de tirantes negra que lleva debajo. Dudo y le digo: -Es un poco.... playera. Vale, puedes. Pues, con su camiseta negra, brazos al aire, morenito y con poca chicha, se levanta y sabiendo muy bien lo que quiere decir, pone todo su empeño en decirme,..., mientras camina: -Marisa, no está gordo, porque eso no es gordo. Está, "recalcao". Yo me he hecho la sueca pero, por favor..., (juajuajuajua), qué empleo más privado del lenguaje: recalcao para calificar un cuerpo,...

10.4.11

Yo con mi sartén




Hoy, sin echar a la tómbola, que es donde suelen tocar estos cacharros, me ha tocado un sartenón. Un sartenón es una sartén gigante, aclaro porque con el Chef 2000, las freidoras, vitrocerámicas y otras pleitas, ya la palabra "sartén" está en desuso.

-¡Señora!- hablo sola, como si fuera el feriante que me lo entregara, mientras tomo el cacharro negro de medio metro de diámetro- ¿Y para qué sirve un sartenón...? Diviértase.

Me enseñaron a pelar las patatas con las mondaduras muy finas, apenas quitándole pulpa a la patata, pero esta vez más que nunca me he saltado la norma olímpicamente: con dos cestos delante, ... Y después, a partirlas a cigarrito, varias hornadas. Esto en otra sartén, mediana. Que la gigantesca era para los tacos de pollo, partido en cuartos, o en octavos, que el carnicero más que carnicero parece músico, metido en octavas.

No, no tenía yo gana de restaurantes hoy y me he remangado.

Pues nada, genio y figura, que la vida es eso. Os pongo una foto de esta semana donde la pose... lo dice. Y os dejo, que oigo que llega la tropa. Vamos a comer.

6.4.11

Primavera, jodida primavera


"Cuenta cuántas florcitas ( florcitas, mirad texto de la imagen) hay de cada color,"..., si puedes y te apetece. Porque yo tengo los ojos con picores.



No sé si os afecta la estación de las flores y de los pajaritos que cantan, y de las nubes que se levantan o no sé que hacen las nubes, y de la sangre alterada. A mí me tiene muy loca. Además, hoy con una ventisca de pelotas.

En estos momentos, son noticias de última hora, parece que la alergia está remitiendo. Y, la sangre cogiendo presión amatoria. Un hombre, limítrofe, tiembla,...







5.4.11

Perdiendo los papeles



"Tía, si es que esto no puede ser...", le digo a una compañera que me encuentro al paso pero buscada inconscientemente para desahogarme... "Si es que no puede ser, Mariano.", ahora estoy hablando sola. El "Mariano" tengo comprobado que me sale en situaciones extremas, pero nada de connotaciones políticas, es caso de psicoanálisis.

Pues no encuentro unos papeles que me interesan, es trabajo adelantado. Busco en los sitios posibles y nada. Me rindo, es preferible repetirlo.

Cuando ya vamos a salir, un enano*, vuelve a entrar al Colegio con un gran sobre en la mano, entiéndase un niño, y, entiéndase también, con mis papeles. Me pregunta si es mío un sobre que su padre se encontró ayer en la puerta del colegio. Carámbanos que sí. Como siempre llego corriendo, ya que la impuntualidad es una de las gracias que me caracterizan, se me cayó y ni me enteré.

"El castigo que te puse ayer, estoo, ¡está olvidado!"

Ya, ya sé que no estuve muy pedagógica, pero,...

4.4.11

Equilibrios


¡Ay, Señor, qué equilibrios me pides!

2.4.11

Inmersión en la vida

Primero el hombre vive sin saber nada en absoluto de la existencia de la muerte. Un día, siendo aún muy niño, descubre que morimos. Luego, durante años, no se lo cree. Más tarde, se topa con la realidad y reconoce que es mortal.

Entonces, no pierde el tiempo. Se dedica a lo esencial.
Busca la vida en Dios y a Dios en la vida.

1.4.11

Empolvarse la nariz



Siempre me ha resultado llamativo eso que decía toda actriz de película clásica: "Disculpa. Voy al lavabo a empolvarme la nariz."



He tardado en entender la importancia de la manida sentencia cinéfila.


Mi hija me dice a veces:
"Mamá, cuando venimos a la ciudad, siempre te fijas en la nariz de la gente". ...


Mi tía-abuela, soltera ella y sin haber conocido nunca varón, decía que no le gustaban los hombres chatos.


Muchas son las que se hacen una rinoplastia u operación de nariz.


El ilustre Quevedo nos hablaba de uno que estaba a una nariz, muy fiera, pegado, Anás se llamaba el portador, y Quevedo aseveraba que era delito esa nariz.


Hay quien se atreve imprudentemente a difundir el bulo de que el tamaño de la nariz de un hombre va en proporción con el tamaño de su pene.

Una señora, amiga de mis padres, que viene de visita, comenta que ella iba para guapa pero que le falló la nariz.


Tantas y tantas sentencias y tesis nos convencen de la importancia de la nariz en la historia humana.

Mi nariz es imperfecta, como casi todas las narices del mundo, ¿no?, si me la operara tal vez quedase más mona, la nariz, o yo, o ambas, pero ya no sería mi nariz ni sería yo. Cambiarse la nariz es perder la identidad.


y ahora, ya más en serio, para realzar el post vamos a poner una cita que conservo en algún lugar. De modo que este post, que comenzó de risitas, va a terminar en serio:
" El hombre es escultor de sí mismo: es responsable de su cara-espejo del alma- y de su cuerpo. Según como lo trate, puede hacer de su cuerpo algo bello y sano o todo lo contrario: deforme y enfermo."