8.11.13

Liderazgo y armonía

La experiencia me habla en positivo sobre los problemas. Se puede cambiar la situación,¡se puede!

La gente nos pide orden, método. La gestión nos exige ir despacio. Técnica. Lo primero, técnica.
Después, ese liderazgo que nos hemos creado. Es absurdo no tenerlo en cuenta. Podemos.
Hay que ver el ambiente, las fuerzas, qué es lo más rentable en ese instante. Las programaciones no me suelen funcionar más allá de un treinta por ciento.
La seguridad que llevamos con nosotros mismos es la primera fuerza, el primer motor. Pero, pero... Hay un pero. No anteponer siempre nuestros criterios a los de estos que trabajan con nosotros. Ellos también tienen algo que decirnos. Y si sabemos ser flexible, mucho que decirnos y aportarnos.

No mantener un ambiente nocivo. Si a los stops cuantas veces hagan falta. Lo bueno es avanzar y avanzar armoniosamente.   

2 comentarios:

Amig@mi@ dijo...

Estoy completamente de acuerdo. A veces nos cuesta escuchar y eso es fundamental.
Besos

Amig@mi@ dijo...

La desidia y el perder la esperanza son los grandes enemigos...
Un abrazo